¿Te aíslas y no soportas a nadie? ¿Por qué?

Nos ha dejado Eduardo Punset, un fantástico divulgador científico que ha sabido despertar en muchas personas la curiosidad por la ciencia y por la mente. Su hija Elsa Punset ha sabido continuar su legado y desde el campo de la filosofía, nos enseña día a día a ser mejores personas. En el caso de hoy, os quiero hablar del aislamiento, y para ello, como pequeño homenaje hacia la familia Punset, me gustaría daros a conocer algunas de las reflexiones que Elsa Punset hace sobre la importancia de la socialización.

Me apetece hablaros sobre este tema porque algunos pacientes que acuden a nuestra clínica sufren aislamiento de una u otra manera, y aunque a priori, ellos consideren que hay otras cuestiones más importantes que deban abordar primero, en muchos casos, supone el origen de todo lo demás, cobrando mucha más importancia de la que creemos.

 

Con la edad, algunas personas son más propensas a volverse hurañas y a no soportar cosas de los otros, cosas a las que antes no daban importancia. En muchas ocasiones, las personas tienden a aislarse cuando piensan que no les compensa relacionarse con otras personas. Estos pensamientos pueden surgir a raíz de malas experiencias que han sufrido en su pasado, creando patrones de comportamiento que piensan que van a repetirse en otras personas. Ante decepciones de amistades o familiares, ocurre, bajo mi punto de vista, que muchas personas se sientes desilusionadas, y piensan aquello de "mejor sólo que mal acompañado". Sin embargo, somos sociales por naturaleza y por cultura, con lo cual, cuanto más aislados estemos, en principio, más infelices seremos.

 

¿Has llegado a un punto en el que no soportas a nadie?

Quizás el problema no sean los demás, y el problema seas tú mismo. En ocasiones, veo que ocurre que cuando uno mismo no está contento consigo mismo y con lo que hace, achaca su malestar a los demás, y cree que los demás son culpables de su infelicidad o su desgracia. Por ello, es muy importante sentirse realizado, hacer las cosas que uno quiere, siempre dentro de sus posibilidades, ya que hay cosas que no podemos cambiar, pero dentro de nuestras circunstancias siempre podemos tomar decisiones, esforzarnos por llevar adelante proyectos, o convertirnos en la persona que queremos ser. No me refiero a grandes retos, sino a pequeños retos diarios que son los que ocupan la mayor parte de nuestro tiempo en nuestra mente.

 

¿No te pasa que cuando has estado con tus amigos o compartiendo momentos bonitos con tu familia, llegas a casa y al mirarte al espejo te ves más alegre, más guap@?

Eso lo hace simple y llanamente, el compartir con los demás, el contacto físico, las risas, el disfrutar con los demás, de manera presencial, quedar, verse, hablar, escucharse, sentirse conectados con los otros de manera real, etc.

Continuar leyendo

10 pensamientos que producen ansiedad

No podemos cambiar nuestra forma de sentir, pero SÍ podemos cambiar nuestra forma de pensar.

Es una de las frases que más ayuda a mis pacientes ya que en ella está la clave para vencer la ansiedad.

La ansiedad es una respuesta natural de nuestro organismo, es un mecanismo de protección, se activa un sistema de alerta para hacer frente a adversidades y a situaciones en las que hasta nuestra supervivencia puede correr peligro. Por ello, también, yo recomiendo, como ya os he comentado en otros artículos, naturalizar la ansiedad, ser conscientes de que la estamos sufriendo, ya sea de manera puntual o a largo plazo, y también ser conscientes de que es un mecanismo natural de nuestro cuerpo, que es normal que aparezca y que por ello, hay que darle la bienvenida, a modo de ritual como os explicaba en artículos anteriores, que podéis consultar aquí: http://www.snpsicologovalencia.es/blog/superacion-personal/152-como-gestionar-la-ansiedad-en-tres-pasos-para-que-no-se-convierta-en-una-crisis-de-ansiedad.html 

La clave de la superación es que nosotros somos capaces de cambiar nuestra forma de pensar y de enfrentarnos a una crisis de ansiedad o a un estado de ansiedad continuado y poder superarlo. Desde luego que no estoy diciendo que sea fácil, al contrario, en muchas ocasiones resulta muy costoso, pero ante todo es posible. En muchas ocasiones, mis pacientes acuden a la consulta cuando ya no pueden más, y entonces el problema es más difícil y se tarda más en superar. Por ello, os quiero recomendar que ante los primeros síntomas, toméis el control de la situación para que vosotros podáis controlar vuestros pensamientos y que vuestra ansiedad no os controle a vosotros.

 

Ansiedad específica y ansiedad inespecífica

Muchas veces sabemos perfectamente el origen de nuestro estado de ansiedad, por una situación a la que nos enfrentamos o por pensamientos sobre un tema en concreto que nos preocupa. Y en otros casos, la ansiedad se manifiesta de manera general sin ser conscientes a priori de cuál es el origen.

En ambos casos, el control de nuestros pensamientos va a ser decisivo a la hora de superar la ansiedad. Si el origen de la ansiedad está basado en un hecho, situación o pensamiento concreto vamos a poder incidir de manera más directa sobre los pensamientos, e incluso las acciones que tenemos que llevar a cabo, para sobrepasar la crisis.

En el caso de la ansiedad inespecífica, la labor del/de la psicólogo/a va a ser de vital importancia porque tiene que desplegar toda la metodología de trabajo disponible para detectar en primer lugar el origen u orígenes de la ansiedad, y en segundo lugar, crear un plan de trabajo adaptado a las necesidades del paciente.

Continuar leyendo

Cuanto más me quiero a mí mismo menos disponible estoy para los demás

Nuestra sociedad y nuestra cultura en la actualidad sufren cambios muy grandes en muy poco tiempo, a los que unas personas tienden a acostumbrarse más rápidamente y a otras personas les cuesta más. Tampoco sabemos en realidad el alcance o la magnitud de estos cambios que estamos sufriendo y quizás a veces no les damos la importancia que merecen.

Me gustaría hoy tratar un tema que nos afecta a todos, y que puede convertirse en una de las grandes preocupaciones sociales, o por qué no decirlo, enfermedades sociales. Actualmente, con la aparición de las redes sociales, nuestra manera de comportarnos socialmente está cambiando y hay factores positivos y factores negativos que están afectando a nuestro comportamiento.

Estamos viendo cómo personas que por tener un minuto de gloria en las redes sociales son capaces de hacer casi todo, y esto se puede convertir en una enfermedad social si no contrarrestamos esta tendencia. Sobre todo, y al igual que a mí, a muchas otras personas implicadas en el ámbito social, nos preocupa la educación y el comportamiento de nuestra juventud.

Os quiero hablar concretamente del narcisismo y las consecuencias que puede acarrear en nuestro entorno social.

Muchos de nuestros referentes culturales, sociales, los ídolos de nuestros hijos, en fin, muchos de los famosos que son referentes para nosotros sufren narcisismo o patologías relacionadas con esta enfermedad, y sin embargo lo vemos cómo algo normal, ya que son personajes ajenos a nosotros. Sin embargo, en muchas ocasiones, son los referentes en los que nosotros o nuestros hijos se reflejan: las influencers, los /las youtubers, los famosos con un gran número de seguidores en redes sociales, nuestros cantantes o grupos preferidos, personajes de la realeza, modelos, etc. Son personas que al fin y al cabo, sí que son importantes para nosotros porque nos marcan un patrón, un modelo a seguir que muchas veces queremos para nosotros mismos.

Continuar leyendo

Cómo gestionar la ansiedad EN TRES PASOS para que no se convierta en una crisis de ansiedad

Os quiero contar mi experiencia con la ansiedad, ya que en las últimas semanas he tenido síntomas de ansiedad y esto me ha dado pie a hablaros más en profundidad de la ansiedad. La semana pasada, os escribí un artículo relacionado con este tema:

Ansiedad, síntomas ¿cuando me tengo que preocupar?

Ahora quería profundizar más en el tema, y junto con un vídeo, explicaros lo que he hecho para gestionar la ansiedad y para evitar que aparezca una crisis de ansiedad.

En realidad, todas las personas podemos desarrollar ansiedad a lo largo de nuestra vida, depende de nosotros de como lo gestionamos, el de hecho de que se desarrolle una patología o simplemente se quede en un episodio.

La ansiedad sucede cuando las demandas superan los recursos, por ejemplo en mi caso, estoy en un proyecto profesional que me demanda mucha atención, mucho trabajo y recursos. En definitiva mucho tiempo que he tenido que sacrificar de horas de sueño, de deporte, de descanso, e incluso de trabajo diario.

 

La ansiedad lo que nos desvela es que hay algo en nuestro día a día que no está funcionando y que no nos hace sentir bien.
A mí en concreto lo que me pasó es que tuve un ataque de ansiedad, con unos síntomas fisiológicos muy fuertes, por ejemplo, se me aceleró el pulso, se me entrecortó la respiración, se me durmieron las manos, la lengua, y claro, si has sentido alguna vez un ataque de ansiedad, yo entiendo que lo hayas pasado muy mal, pero quiero daros algunas herramientas basadas en mi experiencia y también basadas en la metodología psicológica que os puedan ayudar a gestionar la ansiedad.

3 pasos ante un ataque de ansiedad:

Continuar leyendo

Los consejos TOP para mejorar las relaciones sociales

¿Te gustaría tener más amigos? ¿O tener amigos de verdad? ¿Tener una vida social más intensa? ¡Este es tu artículo!

“Un amigo es alguien que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere”

-Elbert Hubbard-

 

Hoy os quiero hablar de un tema que a veces no le damos la importancia que se merece y que al mismo tiempo es una de las cuestiones más importantes para el ser humano, ya que es una de las fuentes de la felicidad y la estabilidad: las relaciones sociales. El ser humano es sociable por naturaleza, de hecho está en el origen de nuestra especie, cuando los Homo Sapiens y los Homo de Neandertal tuvieron que competir por la supervivencia. Aunque el Homo de Neandertal fuera más fuerte, creaba grupos sociales y familiares más pequeños que el Homo Sapiens y esto parece que fue una de las claves fundamentales de su desaparición. Mientras el Homo Sapiens creaba una sociedad grande y con lazos sociales fuertes, aprovechando la sabiduría, el ingenio y la fuerza de unos y otros, el Homo de Neandertal no supo aprovechar su potencial, precisamente por su poca socialización, según la teoría predominante. La supervivencia es así, la naturaleza nos pone a prueba.

Quería haceros esta pequeña reflexión inicial porque es importante saber de dónde venimos y a dónde vamos. Lo de a dónde vamos, a mí, como profesional de la psicología y como ser humano, me preocupa mucho porque creo que nuestra sociedad está cambiando a pasos agigantados año tras año y esto está afectando sustancialmente a la manera que tenemos de relacionarnos.

La tecnología crece a un ritmo exponencial y repercute notoriamente en todos los aspectos de nuestra vida, y uno de ellos y de gran importancia es la vida social. Nuestros amigos, nuestras familias y la manera que tenemos de estar, compartir, dar y relacionarse es vital para el ser humano.

Continuar leyendo

¿Eres activ@ o contemplativ@? Los dos modos de la existencia, hacia la felicidad

Activo o contemplativo es más que un tándem de la psicología, son opuestos y complementarios al mismo tiempo. Es algo que como psicóloga, puedo detectar fácilmente, y es muy interesante ver cómo cada uno de nosotros tendemos hacia un lado u otro en el modo de entender la vida.

Me gustaría comentaros las diferencias entre una forma de ser y otra, para que reflexionéis y podáis identificaros con uno u otro modo de ser.

Por ejemplo, según mi experiencia os diré que una persona activa entiende la existencia como una actividad constante. No sabe estar quieta. Actúa siempre de manera que le permita sentir que está viva, que existe, porque eso es lo que le da sentido a su vida. Suelen ser personas que creen ciegamente que los proyectos en la vida son esenciales y que hay que luchar por llevarlos a cabo. Ademas, una persona activa disfruta mucho siendoeficaz y le gusta realizar las cosas por si misma. También puede desarrollar aspectos negativos frutos de la necesidad de estar siempre activa, y esos aspectos pueden ser la frustración, la ansiedad, el estrés, etc. Son algunos de las cuestiones que a veces veo que afectan a mis pacientes por tener mucha energía y vitalidad, y que pueden ponerse en su contra en momentos determinados de su vida, si se ven sometidos a mucha presión, a estrés o a situaciones de desestabilidad emocional.

Por otro lado, os voy a comentar cómo es una persona contemplativa. Suelen ser personas que les gusta mirar a su alrededor y observar mucho. Puede que sea una persona tranquila y a veces puede ser pasiva. En nuestra sociedad, en la que todo es veloz y acelerado parece que esté mal visto ser pausado y pasivo. No tiene porqué, es una opción igual de válida que ser todo lo contrario. Normalmente las personas contemplativas reflexionan mucho acerca de todas las cosas, sobre grandes ideas, sobre la belleza, sobre el absurdo de la existencia, sobre la relatividad de las cosas, son conscientes del presente, por ejemplo. Los filósofos y filósofas, los pensadores, y pensadoras, los escritores y escritoras, muchos científicas y científicos, etc.., sacerdotes, monjas, y personas dedicadas al recogimiento y la reflexión, podrían ser grandes ejemplos de personas contemplativas, que dedican su vida al pensamiento, a la ciencia, al conocimiento, a la investigación, etc. No tiene porque ser al contrario, desde luego hay muchas de estas personas que se dedican a estas profesiones que son muy activas, pero os hablo de generalidades de las personalidades activas y contemplativas.

Continuar leyendo

Blue Monday: cómo enfrentarse al día más triste del año

- Casi el 60% de los españoles se muestran reacios a ir al psicólogo. No obstante, se aprecia un cambio de tendencia, especialmente entre los más jóvenes.

El lunes 21 de enero se celebra el conocido Blue Monday; una jornada con raíces publicitarias que trata de conmemorar “el día más triste del año” y que se encuentra directamente relacionada con la búsqueda de viajes para “escapar de la realidad”. Sin embargo, la tristeza es un sentimiento que va más allá de este famoso lunes y que deberíamos tomar en serio.

Sí, porque, según el último informe realizado por el comparador de seguros de salud Acierto.com, se estima que hasta 300 millones de personas en el mundo sufren depresión y que esta se ha disparado en España hasta un 19% en el último año. Por desgracia, hasta 6 de cada 10 españoles no se han planteado nunca ir al psicólogo.

Los propósitos del Año Nuevo ya incumplidos, la cuesta de enero, las recién terminadas vacaciones, el frío y la reducción de las horas de sol propias de esta época del año no ayudan. Entre los síntomas más frecuentes encontramos la ansiedad, el pesimismo y la irritabilidad; así como la falta de energía, el insomnio o la falta de apetito y concentración.
Los jóvenes, más concienciados
Por fortuna, las nuevas generaciones se muestran más receptivas a la hora de acudir al psicólogo. Es decir, ya no asocian el hecho de acudir a la consulta con ningún tipo de locura, sino más bien con el padecimiento de una enfermedad que tiene cura y para la que se requiere la ayuda de otro tipo de especialista. En cualquier caso, las mujeres son más propensas a decir libremente que van a terapia.

Se trata de un reconocimiento importantísimo y que resulta fundamental en una normalización. Además, los problemas psicológicos no solo afectan al paciente en sí mismo, sino a su entorno y a su morbimortalidad como ciudadano.

Continuar leyendo

¿Problemas psicológicos en Navidad? Sí, son frecuentes

A pesar de que tenemos una idea muy positiva de la Navidad a priori, es cierto que es una época en la que pueden aflorar trastornos y problemas psicológicos que estaban latentes o que de manera abrupta se manifiestan.

Bajo mi punto de vista, como profesional de la psicología, a estos problemas o trastornos muchas veces no se les da la importancia que tienen que tener, y sí que he observado en mi consulta, que en ocasiones estos problemas afloran en épocas como ésta, y que se van arrastrando durante mucho tiempo, lo que hace que cuando la persona finalmente decide acudir a una ayuda profesional, lleva mucho tiempo sufriendo, y requiere de mayor esfuerzo por su parte para superar alguno de estos baches.

 

¿Por qué la Navidad puede suponer un peligro en cuanto a estabilidad emocional?

Yo opino que hay muchos factores que intervienen a la hora de plantearnos esta pregunta, aparte de las circunstancias personales de cada uno de nosotros, hay una sensibilidad especial durante estas fechas que puede hacer sentirnos más vulnerables que en otros momentos del año.

Algo que es evidente es que ante los cambios en nuestra rutina, nos exponemos también a cambios psicológicos y más si nos exponemos a situaciones de estrés como puede ser la época navideña.

En nuestra sociedad, estamos acostumbrados a celebrar y entender la Navidad desde el punto de vista de la infancia. Es uno de los que más potenciamos durante estas fechas, ya que la navidad se ve como algo maravilloso, lleno de paz, de amor, de bondad, de alegría, de diversión, de vacaciones, de reencuentros, de familia, y un largo etcétera todo lleno de buenos propósitos y felicidad. Y extrapolar todos estos ideales a las personas adultas, muchas veces, nos pueden crear contradicciones.

Continuar leyendo

Superar el negativismo, ser un nuevo yo

En el artículo anterior os hablaba de cómo el hábito es una de las cuestiones fundamentales para alcanzar tus objetivos, de hecho es como el motor que siempre nos empuja hacia delante. “El hábito, lo fundamental para alcanzar tus objetivos”: http://www.snpsicologovalencia.es/blog/superacion-personal/140-el-habito-lo-fundamental-para-alcanzar-tus-objetivos.html 

Pues bien, ahora, siguiendo un poco con una de las cuestiones que traté en el artículo anterior, quiero hablaros de cómo superar el negativismo. Porque os comentaba que muchos de mis pacientes se encuentran en el día a día con la sensación de no tener suerte, de no poder alcanzar sus objetivos porque hay algo que continuamente les hace perder la motivación, o no se sienten lo suficientemente fuertes para afrontar el día y esforzarse por conseguir sus objetivos. Esta idea subjetiva de no tener suerte, atiende muchas veces a ver todo nuestro alrededor de forma negativa, a través de una manera de ser pesimista.

Tenemos que entender, que evidentemente siempre vamos a tener factores negativos en nuestra vida, pero también MUCHOS POSITIVOS. Si por las cuestiones que sean, tenemos tendencia a centrarnos sólo en los factores negativos, debemos hacer un esfuerzo por fijarnos en los positivos, y reforzarlos lo máximo posible.

Según mi opinión, hay una serie de aspectos negativos que pueden afectar a nuestra vida, y por tanto a nuestra felicidad y motivación, que debemos tener en cuenta para poder tomar consciencia e intentar eliminarlos.

Yo siempre digo que por cada cuestión negativa que encontremos en una situación, seguro que al menos podemos encontrar una o dos positivas, lo que hace que nuestra percepción sobre la situación no sea siempre en negativo.

Continuar leyendo

El hábito, lo fundamental para alcanzar tus objetivos

La motivación

Algunos de mis pacientes me dicen Sara, yo no puedo con esto, yo no tengo suerte, y veo que entre algunos de mis pacientes existe un denominador común, una conducta derrotista, que por cierto, hay que matizar que es un sentimiento irracional, de la cual no tenemos que sentirnos culpables.

Algunas de las expresiones que suelen utilizar mis pacientes son:

“Es que yo nunca voy a poder conseguirlo”, “es que todo me sale mal”. Y sin embargo ellos piensan o ven a su alrededor que hay otras personas que sí que pueden conseguirlo.

Siempre les comento a mis pacientes que una de las cuestiones más importantes a la hora de afrontar nuestros objetivos y buscar nuestros logros, es la motivación, sin embargo, la motivación no lo es todo.

¿Por qué la motivación a veces nos falla?

Es una cuestión biológica, nos puede ocurrir que un día vamos a estar cansados, no nos encontramos bien, atravesamos momentos difíciles o simplemente por cuestiones que no podemos determinar, ese día no nos apetece hacer tal cosa, o esforzarnos, en definitiva, perdemos nuestra motivación.

¿Cómo podemos llegar a nuestros objetivos si nos falla la motivación?

En nuestra sociedad, cada vez más, estamos acostumbrándonos a la falta de sufrimiento. El sufrimiento es una parte vital y necesaria de nuestra vida, que nos ayuda a superar crisis, etapas, a esforzarnos, etc. A veces, el sufrimiento no tenemos que verlo como algo negativo sino todo lo contrario. Es una manera de romper barreras y de superación de nosotros mismos.

¿Por qué os hablo del sufrimiento?

Sobre todo, a donde quiero llegar es al gran aliado del éxito. Para llegar a tener éxito en aquello que nos propongamos, además de la motivación, el gran caballo de batalla que nos conducirá hacia nuestros objetivos, en cualquier aspecto de nuestra vida, es el HÁBITO.

Continuar leyendo