Opositar, Claves psicológicas para el éxito

Motivación y Persistencia

Tu motivación, es el camino que te guiará, y la persistencia, la que no te dejará rendirte.

No rendirse. Parece que es fácil decirlo y muy difícil hacerlo, pero piénsalo bien, la clave es sencillamente “no rendirse”. ¿Y cómo se hace eso? Pues súper sencillo, siguiendo hacia delante, continuando, aunque parezca que es inabarcable, que va a poder con nosotros, no es cierto. Puede costarnos más o menos tiempo, eso dependerá de la forma de ser de cada uno, pero si no te rindes, al final, lo conseguirás.

Hace unos días leí una entrevista a Gloria Trevi, una cantante mejicana que ha pasado por momentos muy difíciles de su vida, maltrato, cárcel, pérdida de un hijo, realmente vivencias muy duras y complicadas de superar, y sin embargo, allí estaba ella, dando su entrevista, teniendo un gran éxito a nivel internacional como cantante, y habiendo tenido que empezar su carrera desde cero, y sin embargo, lo ha hecho y lo ha hecho porque como ella dijo, la clave es no rendirse. Tú sabes que no te tienes que rendir, y ya está, continuar, continuar, continuar.

Me gustaría hacer hincapié en que la motivación es la que nos indica el camino por el que tenemos que ir, y además no rendirnos. La motivación tiene que ser para nosotros nuestra guía, y saber que estamos haciendo esto porque nosotros queremos, porque pensamos que va a ser mejor para nuestra vida, y estamos plenamente convencidos de ello. Si a veces tenemos dudas de porqué estamos opositando, y caemos en el negativismo, tenemos que ir al principio de nuestras reflexiones y revisar porqué decidimos opositar en su momento. Lo ideal es hacer una lista de porqué queremos opositar, porqué queremos el modelo de vida de funcionariado, porqué queremos tener una plaza, y todos los aspectos positivos que queremos tener en nuestra vida, y los aspectos negativos de otro tipo de estilo de vida o trabajo que quizás nos ha llevado a tomar la decisión de opositar, y que queremos eliminar de nuestra vida.

Desde mi punto de vista, cuando nos enfrentamos a un volumen de estudio tan grande, es normal que tengamos momentos de debilidad, es completamente normal. Es una respuesta natural de nuestro cuerpo, ante un esfuerzo continuado, la mente se replantea en determinados momentos si merece la pena continuar, pero tienes que ser fuerte, volver a tu lista de motivaciones, prioridades, y aspectos negativos que quieres dejar atrás, y darte fuerzas con el “no rendirse”.

Hay que intentar tener una visión externa de nosotros mismos para detectar ¡ah sí! me ha venido el momento de debilidad, de acuerdo, a ver qué hay que hacer, ¡ah sí!, revisar mi lista de motivaciones, propósitos, y cuestiones negativas a eliminar, y no rendirse. De acuerdo, ¡pues lo revisamos y para delante!

 

Desde un punto de vista psicológico, hay muchos obstáculos que tendremos que salvar:

1. Aislamiento

Estudiar en casa, encerrado, mientras los demás hacen otras cosas, nos puede hastiar, pero tenemos que entender que ahora es el momento, y ya tendremos tiempo después de hacer todo eso que los demás están haciendo ahora. Más si cabe, en verano, que parece que todo el mundo confabula a nuestro alrededor para hacer planes geniales. Todo llegará. Seguramente esas personas que ahora están haciendo planes geniales, se han esforzado de manera extrema en algún momento de su vida para conseguir algo, o han trabajado muy duro durante todo el año para poder disfrutar ahora de sus vacaciones.

2. Cambios en hábitos de vida diarios

Tendrás que estar más horas sentado, aumentar la concentración, quizás tengas que cambiar tu alimentación o te dé por el picoteo, te de por engordar o adelgazar, etc. Ante todo, coherencia, marcarse unas rutinas diarias, dejarnos un tiempo para hacer deporte, para nuestro ocio también, para la familia, etc. No obsesionarse, y organizarse mejor.

3. Ansiedad y estrés

Todo aquello que nos guste y que nos ayude a despejar nuestra mente, junto con una buena planificación del estudio, nos ayudará a sobrellevar la ansiedad. Aficiones, quedar con amigos, ver a la familia, y por otro lado, marcarnos unas metas de estudio semanales, dejando el fin de semana más libre para despejarnos nos ayudará. El estrés se combate con las cosas bien hechas, exígete a ti mismo, siempre dentro del realismo. También te aconsejo que escuches tu cuerpo, ya que habrá momentos que quizás necesites un descanso, y el cuerpo te lo esté pidiendo a gritos. Es mejor parar, y recuperar energías, que ir a rastras.

4. Apoyo económico

Tener la tranquilidad de un apoyo económico o solvencia suficiente, es muy importante para poder estudiar con concentración y dar continuidad a nuestro proyecto. La estabilidad económica es muy importante para no tener más ansiedad.

 

Crea tu ambiente de trabajo

Crea tu propio espacio a tu gusto, con plantas, luz, y unas frases motivadoras en la pared.

Tu lista de motivos principales por lo que quieres aprobar la oposición y quieres ser funcionario, bien a la vista, recuerdos, fotos motivadoras, etc.

 

¡Espero haberte motivado aun más!

Un saludo,

Sara Navarrete

Psicológa

 

Algunas fuentes consultadas:

https://elpais.com/economia/2017/04/19/actualidad/1492615104_765436.html 

https://www.opositor.com/la-aventura-de-preparar-oposiciones-ser-opositor-y-no-morir-en-el-intento/3562