Deja tu opinión

Nos encantaría conocer tu experiencia y saber si deseas compartirla con más gente, para así que  tu testimonio pueda ayudar a otras personas a tomar la decisión de pedir ayuda. Rellena el formulario, estaremos encantados de escucharte.

  • Tus me has ayudado de dos maneras, por un lado, tus consultas. Las cosas que me decías tan claras y directas. Muchas de las veces no eran lo quería escuchar, pero tan necesarias oírlas. Con los deberes que me ponías para la siguiente sesión, gracias a ello he podido bucear en mi interior, perdonarme en muchas cosas y en otras, aceptar que han sido así y continuar hacia delante, luego el comentarlas contigo y profundizar. Estoy fuerte para tomar las decisiones que vengan en mi vida sentimental, que fue por lo volví a ti, y que estaba tambaleando mi vida. Por otro lado, tu curso online. Gracias al curso, sobre todo he conseguido mantener mi autoestima a raya.
  • Maribel Pertegaz

    Maribel Pertegaz

    Conocí a Sara en un momento de mi vida en el que estaba perdida. Siempre he intentado gestionar todo lo que me pasa, sobretodo en las relaciones personales, por mi cuenta. Llegué a tolerar, soportar, gestionar y sobreponerme a una gran cantidad de situaciones muy negativas para mi, resiliencia le llamaba, hasta que llegó un punto en que ya no pude más. Fue ahí cuando pedí ayuda y aparecí en la consulta de Sara. A veces, pensamos que pedir ayuda nos hace débiles, lo relacionamos con el fracaso, o eso es lo que sentía, creía que había tocado fondo, pero no es así. Después de esta experiencia creo firmemente que TODOS deberíamos pasar por la consulta de un psicólogo almenos una vez en la vida. La forma tan sincera con la que me habló, su facilidad para diagnosticar mi “problema” y la confianza que me transmitió desde el primer momento, fue lo que me animó para empezar a trabajar con ella. Posteriormente, su profesionalidad y su buen hacer reafirmaron que había tomado una muy buena decisión. Mi vida ha cambiado notablemente desde entonces, con ella me di cuenta que, desde hacía unos cuantos años tenía un problema de autoestima, no en general, pero si en referencia a las relaciones de pareja. No me valoraba lo suficiente, no elegía a la persona que yo quería, sino que dejaba que fuera la otra persona quien me elegía a mí, me conformaba. Me conformaba porque no me valoraba. Una consecuencia muy importante de eso era el miedo, miedo a un nuevo fracaso en una nueva relación, y el resultado siempre era el mismo: pérdida de mi espacio personal, ansiedad, inseguridad. Hacía concesiones que realmente no quería hacer, esa relación pasaba a ser el centro de todo, dejaba de mirar por mi. Tras unos meses de trabajo y empoderamiento personal, he de decir que soy otra persona, he aprendido muchas cosas, pero lo podría resumir en 2 frases: Quiérete más, Pon sanos límites. Quiérete más porque, cuanto más te quieras y más te respetes, más te querrán y respetarán los demás. No te conformes, date valor y piensa en todo lo bueno que tienes y has conseguido. Los límites, son buenos y aplicables a cualquier aspecto de la vida: al trabajo, a los amigos, familia, pareja… Nos cuesta mucho decir NO, pero a veces es muy necesario. Si algo no me gusta, no me hace sentir bien… no tengo ningún motivo para hacerlo porque me quiero y me respeto. En este momento y siempre, solo tengo palabras de agradecimiento para Sara, porque gracias a su trabajo y a sus consejos he dejado atrás las inseguridades, los miedos y mi vida es totalmente distinta. Se que no he podido estar en mejores manos. Gracias!
  • Laura Garrido

    Laura Garrido

    Antes de conocerte, tenía una mezcla de miedos e inseguridades que me hacían no estar bien en ese momento, pero me sentía como en una espiral de negrura que no me dejaba ver que había maneras de cambiar. Tenía una relación con una persona que no buscaba lo mismo que yo y sólo veía la posibilidad de resignarme o de quedarme sola. En el trabajo estaba en una situación precaria, de mucha presión y poco reconocimiento, que me hacía sentirme cada día más incapaz de salir de la rutina. Nunca había ido al psicólogo, pensaba que era capaz de gestionar mis emociones, pero sentía una presión en el pecho de todo lo que quería gestionar y busqué ayuda en internet. Vi varias opciones pero me gustó tu claridad, en tu foto dabas confianza. Tenía mucho miedo a escoger mal a mi terapeuta, pero luego pensé que si no me gustaba la primera visita no volvería y listo, al final todo camino requiere un primer paso. Los beneficios de trabajar contigo fueron que cambié de trabajo, pasé a uno en el que tengo mucho más control de mi vida, las condiciones son mejores y sobre todo me valoran. Posteriormente, cuando iba curando las heridas de un trabajo que había dirigido mi vida y no al revés, me di cuenta que la persona con la que estaba, que era estupenda, no quería lo mismo que yo, ni tenía los mismos pilares vitales que yo, y me escribí una carta a mí misma, y meses después lo dejamos. No tiene sentido estar con alguien que por bueno que sea, busque distintas cosas en la vida. Fue muy duro, pero más duro es renunciar a tus deseos como mujer, como futura madre...Por otro lado, me ayudó mucho a que fueses directa, y me enseñaras mi realidad desde otra perspectiva que yo no contemplaba. Me has ayudado a ser más crítica conmigo misma y a no conformarme si no estoy del todo a gusto. Me has ayudado a ser más fiel a mí misma, y a no engañarme con lo que quiero que sea, sino a luchar por lo que quiero. Estar bien con uno mismo es un trabajo que requiere esfuerzo, pero es reconfortante. A los que leen mi testimonio les diría que la terapia en mi caso es algo que me gusta seguir trabajando cada cierto tiempo una vez que el problema está controlado. Pasar la ITV emocional me ayuda a recolocarme, siempre se puede estar mejor, y tú me has ayudado a saber que puedo cambiar mi realidad.
  • Amparo Soler

    Amparo Soler

    Antes de acudir a Sara me encontraba en un momento difícil de mi vida. En ese momento, además de sentirme triste por haber vivido una serie de sucesos, tenía un profundo sentimiento de culpa sobre cómo había reaccionado ante ellos. Hasta 2017 había sido una persona “feliz” o, creo que podría decir hoy, “relativamente feliz”. No obstante, una sucesión de vivencias laborales y, sobre todo, sentimentales, hicieron que comenzara a ver todos los ‘fantasmas’ de mi vida y a perder la ilusión por muchas cosas, desde algunas más banales (como realizar actividades de la vida diaria -arreglarme, practicar deporte, ver a algunas personas, hacer planes, arreglar la casa, etc.-), hasta otras más importantes (darle la importancia necesaria a familia y amigos, dejar de tener un anhelo limpio de encontrar pareja, ver muy negativa mi proyección de futuro laboral, etc.). Tuve suerte de descubrir a Sara a través de una búsqueda en internet, en un momento desesperado de encontrar ayuda. Decidí solicitar una cita con ella porque, además de su especialidad (las relaciones de pareja, motivo principal y detonante por el que me encontraba triste con el resto de cosas), su perfil me transmitió confianza, empatía y motivación. Era una chica joven, sencilla, como yo, muy formada, y que en su página web y en sus vídeos transmitía fe en las personas y en su posibilidad de cambio, así como también esperanza en que todo puede mejorar siempre, e incluso más rápido si es con ayuda. Gracias a las sesiones fui capaz de comenzar a ver las cosas que me pasaban (las cuales sí que no controlaba yo) desde otra perspectiva. El proceso lleva un tiempo de aprendizaje, de reflexión, lectura, trabajo… Al principio me costaba más notar una diferencia en mí, e incluso seguían ocurriéndome bastantes cosas negativas, y no sabía gestionarlas. Con el tiempo, me fui dando cuenta de que cada sesión, cada acción de las aprendidas, y cada idea bien asimilada se van pudiendo aplicar cuando comienzas a mejorar. Algunos cambios poderosos que he tenido han sido estos: · He aprendido que no tengo por qué sentirme culpable siempre de mis actos, · que debo actuar de la manera en que a mí me haga feliz, · que debo tratar de ser asertiva en mi vida y no dejarme llevar por el qué dirán o por aquello a lo que la sociedad me arrastra, · que nadie debe definirme, pues yo y todo ser humano somos seres cambiantes y diferentes, · que las creencias y la educación que hemos recibido han condicionado mucho lo que ahora pensamos, · que no podemos forzar las cosas, pero que sí podemos trabajar en nuestra autoestima, lo cual siempre atraerá cosas buenas, · que el amor existe, aunque nadie dijo que fuera fácil de conseguir, · que soy una persona más autónoma de lo que pensaba, · que las cosas que valen la pena son a largo plazo, etc. A las personas que tienen dudas de si trabajar o no con Sara y su equipo les diría que no dude de que Sara es una profesional, y que puede/debe acudir a ella siempre y cuando tenga claro que no lo hace porque tenga un problema (realmente, problemas -más o menos graves- los tenemos todos), sino porque ha detectado esta circunstancia (lo cual ya es difícil de conseguir para mucha gente) y ha observado que no le es fácil gestionarla solo. El día que acudes debes hacerlo por tu cuenta, convencido de que te va a ayudar, aunque al principio no creas verlo. Hazlo con confianza y fuerza de voluntad, porque el resultado llega. Ir al psicólogo es ayudarte a reflexionar, tener un acompañamiento en la vida, para saber encarar lo bueno, y también saber sacrle mucho más partido a lo bueno.
  • Desi Navarro

    Desi Navarro

    Mi vida antes de acudir al psicólogo era un poco caótica a lo que a emociones y sentimientos se refiere. No me quería en absoluto y eso marcó muchísimo mi vida. Decidir acudir a Sara ha sido una de mis mejores decisiones. Fui a través de otra amiga a la que también ha ayudado muchísimo, esto hace ya como unos 4 años, y sigo y seguiré yendo a ella. Los cambios más poderosos que he notado han sido, que por fin, se gestionar mis emociones, sé como enfrentarme a personas tóxicas tanto familiares como amigos, he aprendido a quererme y a tomar decisiones difíciles sin que ello afecte a mi autoestima. Una de los cambios más importantes ha sido aprender a no anticipar situaciones y saber vivir en el presente, que era algo que de verdad me hacía sentir realmente mal. Pero lo más importante es que Sara me ayuda a llevar una vida mucho más tranquila y placentera, por que sé, que sea cual sea el problema que me atormente en ese momento siempre habrá solución. Me gusta imaginarme dentro de unos años y me veo cumpliendo mis metas, con una vida plena y rodeada de la gente a la que quiero, en un trabajo que de verdad me llene, como que el tengo ahora, gracias a la decisión que tomé guiada por Sara. En fin, me imagino feliz y disfrutando cada momento de lo que tengo sin angustiarme por el futuro. Sinceramente creo que todo el mundo debería ir al Psicólogo al igual que se va al médico de cabecera. Es muy importante sentirse bien con uno mismo para poder llevar una vida plena. Por favor, no tengáis ningún miedo o duda en acudir a Sara, te va a ayudar muchísimo y tu vida a mejorar desde la primera visita. Como me gusta decir a mis amig@s, "todos necesitamos que nos hagan una puesta a punto de vez en cuando " Y por último, solo puedo dar la gracias por toda la ayuda y el apoyo recibido, me has ayudado y me seguirás ayudando.
  • Antonio Sebastián

    Antonio Sebastián

    Gracias por todo Sara; con las dos visitas salgo muy feforzado mentalmente. Me has enseñado a conocerme a mi mismo más de lo que yo sabia; no dudare en volver a tener una terapia mueva con tu centro a la menor duda
  • Adrián Ull Marco

    Adrián Ull Marco

    Trato y atención perfectos. Muy buena psicologa , sabe escuchar y transmitir perfectamente . La recomiendo 100%
  • Sara Gil Martínez

    Sara Gil Martínez

    Quiero dar las gracias por haber acudido al centro de psicología clínica de Sara Navarrete. Allí están los mejores psicólogos de Valencia y en poquísimas sesiones me han ayudado mucho! Estaré eternamente agradecida!!!
  • Laura S. ( Castellón)

    Laura S. ( Castellón)

    Sara me ha ayudado muchisimo!! gracias Sara!! recomendable al 100%
  • Adrian M

    Adrian M

    No soy de escribir en sitios publicos pero esque la ocasion lo merece. A mi me ha tratado la psicologa Rosa, yo no sabia que me pasaba, pero no me sentia bien. En la clincia tienen un equipo espectacular y la verdad es que en pocas sesiones con su metodología a mi me han ayudado muchísimo! Solo tengo palabras de agradecimiento para ellas!
  • Lorena Castaño

    Lorena Castaño

    Hola Sara! ¿Cómo estás? No quiero quitarte mucho tiempo. Acabo de terminar el módulo de autoestima reestructurado y con vídeos nuevos y tengo que agradecerte de todo corazón que te esfuerces tanto por nosotros porque me parece un trabajo maravilloso y más completo. Me está ayudando mucho aunque aún me quedan cosas por asentar, por saber y sobre todo seguir practicando y hacer este nuevo patrón como algo mío. Con la ayuda de las dos, de ti y de mi lo conseguiré. Que tengas una tarde fantástica, Lorena.
  • Ana y Javi

    Ana y Javi

    Sólo podemos darte las gracias. Gracias a todo lo que nos has enseñado, hemos podido salir de una crisis muy fuerte en la que nos encontrabamos. Has hecho que nuestra relacion brille con más fuerza. Te estaremos eternamente agradecidos.
  • Alicia G. (Valencia)

    Alicia G. (Valencia)

    Es increible el trabajo que hace. Realmente yo tenia un problema muy importante con mi pareja, ya que no sabia si mi pareja me estaba siendo infiel o no. Y gracias a Sara, descubrí que tenia una relación de dependencia, la cual me ayudo a zanjar. Hoy por hoy soy feliz cn mi marido y mi hija.
  • Desiré

    Desiré

    Como siempre Magnifica. Llevo yendo mucho tiempo y Siempre me ayuda mucho y tiene paciencia infinita. La mejor opción que puedes tomar
  • Marta L. (Castellón)

    Marta L. (Castellón)

    Me costó mucho dar el paso de pedir ayuda, para mi ir al psicologo era sinonimo de que habia sido una persona fragil, pero en mi caso tras tener a mi bebe empece a sentirme super desprimida y lo mejor que he podido hacer es ir al centro de sara navarrete. Ys que hoy haceun años que me encuentro feliz, y en pocas sesiones te ayuda muchisimo!! yo necesite solo 6. asi es que si tienes un problema te la recomiendo al 100%
  • Ana G. E

    Ana G. E

    Me siento muy afortunada de tener la ayuda de una gran profesional como es Sara, no solo sabe escuchar sino que es resolutiva y me da herramientas clave para mejorar mi vida. La recomiendo sin ninguna duda.
  • Rosa María

    Rosa María

    Se nota que quieren ayudarnos, muy atentas y empaticas. Gracias a Sara, Eva, y Maria. Confío en su profesionalidad, he superado varias cosas gracias a Sara y espero conseguir lo mismo con Eva y Rosa.
  • Pilar B. G

    Pilar B. G

    Sara es un faro que ilumina las rocas en las que uno decide dejar de chocar, te enfoca. La he recomendado a familias de mi alumnado porque conoce a la persona globalmente, respeta, acompaña y ofrece caminos adaptándose a su velocidad y compromiso.
  • Juanjo M

    Juanjo M

    Gran profesional! Una gran decisión acudir a Sara.Te hacer sentir muy cómodo,y eso es importante.
  • Patricia

    Patricia

    A menudo es necesario encontrar a gente como ella, me gusta mucho la confianza que transmite siempre.
  • Amparo

    Amparo

    Estimada Sara: Soy Amparo. Te escribo este correo para hacerte llegar un pequeño regalo: mi tesis doctoral. Quería agradecerte lo mucho que me has ayudado en esta etapa de mi vida, que ha tenido cosas bonitas, pero también momentos muy muy duros. Como sabes, en algunos momentos he llegado a pensar que nunca culminaría este gran proyecto, pero aquí está y, en gran parte, gracias a todo lo que me has enseñado y a que has sido mi guía estos meses atrás. Me tomo la tesis como un final, pero también, como me dijo un profesor mío hace unas semanas: como un inicio de todo lo nuevo y bueno que aún está por venir.

    Sara Navarrete - Doctoralia.es