Dislexia

La dislexia se encuentra asociada al grupo de trastornos del aprendizaje por interferir y alterar el rendimiento escolar.

dislexia y fracaso escolar

La dislexia o trastorno del aprendizaje de la lectura es un problema que según las fuentes tiene una prevalencia que puede llegar hasta el 17.5% y en nuestro centro te podemos ayudar con el trastorno del aprendizaje online.

Existen diferentes formas para la clasificación de la dislexia, las más generalizadas y utilizadas para los criterios diagnósticos son, por un lado la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) que incorpora la dislexia en el apartado de trastornos específicos del desarrollo de las habilidades escolares, y adopta el término de ‘trastorno específico de la lectura’ y por otro lado, el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSMV), que incluye la dislexia dentro de los trastornos del neurodesarrollo como un trastorno específico del aprendizaje con dificultad en la lectura y/o en la expresión escrita, se deben cumplir los 4 criterios diagnósticos del manual , especificando si las dificultades se dan en velocidad o fluidez, en precisión y/o en comprensión lectora. De manera general, para diagnosticar a una persona con dislexia debe presentar por lo menos durante 6 meses, dificultades en la lectura de palabras, la comprensión del significado de lo que lee, dificultades ortográficas o en la expresión escrita, que nuestro equipo puede diferenciar.

Las habilidades académicas que estén afectadas que hayan sido cuantificadas con pruebas estandarizadas dan resultados significativamente por debajo de lo esperado por edad cronológica e interfieren negativamente en el rendimiento académico, laboral o de la vida cotidiana.

Estas dificultades comenzarán en la edad escolar, aunque es posible que no se manifiesten hasta que aumenten las exigencias académicas. Y por último, es importante destacar que las dificultades no se pueden explicar mejor por otras causas, como pueden ser deficiencias intelectuales, déficits visuales o auditivos, u otros trastornos mentales o neurológicos.
Dependiendo de las áreas académicas afectadas y de la posibilidad de compensar los déficits con apoyos adecuados, hablaremos de un nivel de gravedad leve, moderado o grave.

Problema importante en el fracaso escolar

Existe una problemática importante con este término, ya que durante mucho tiempo se ha extendido la visión de que es un problema de un sujeto y de su entorno, pero cada vez más, se plantea si es en sí fracaso escolar o fracaso de la escuela. Se plantea que se puede atribuir el fracaso de muchos alumnos a la escuela en sí y podríamos llegar a hablar de fracaso del sistema educativo y de manera todavía más general, de un fracaso social cuando consideramos que ciertas desigualdades sociales también generan desigualdades en las posibilidades de aprendizaje que va a tener un individuo.

Las tres clasificaciones más extendidas, serían, por un lado la más antigua que señala al sujeto como único responsable de su fracaso, la siguiente un poco más moderna, que supone que la institución es la única responsable del fracaso del sujeto, y por último, la que sostiene la existencia de una dinámica dialéctica y multicausal del mismo.

TIPOS DE

DISLEXIA

  • Dislexia fonológica o indirecta

Se trata de un mal funcionamiento en la ruta fonológica que es la vía indirecta que utiliza para acceder al léxico. Este tipo de dislexia dificulta la lectura de palabras largas y poco frecuentes y de palabras funcionales e imposibilita la lectura de pseudopalabras, donde suelen cometer muchos errores visuales que provocan lexicalizaciones, es decir, leen “espada” cuando pone “espaca”. También presentan numerosos errores morfológicos o derivativos en los que mantienen la raíz de las palabras pero cambian los morfemas.

  • Dislexia superficial

Se trata de un mal funcionamiento de la ruta visual, léxica o directa, por lo que no presenta grandes dificultades en la lectura a través de la conversión grafema-fonema de palabras regulares.Si tendrá problemas a la hora de leer palabras irregulares, (por ejemplo de la lengua inglesa), tendiendo a regularizarlas, por lo que normalmente cometen numerosos errores de omisión, adición o sustitución de letras.Presentan un nivel mejor en tareas de lectura de pseudopalabras en comparación con los disléxicos fonológicos. Tienen mayores problemas con la ortografía arbitraria y suelen confundir las palabras homófonas, ya que sólo se guían por la información auditiva.

  • Dislexia mixta o profunda

Presentan déficits en ambas rutas, lo que provoca que se comentan errores semánticos, es decir, que se lean unas palabras por otras que no tienen ningún parecido visual pero sí semántico. A parte de los errores semánticos presentan dificultades para leer
pseudopalabras, palabras función, verbos y palabras poco frecuentes, cometiendo numerosos errores visuales y derivativos a la hora de leer y presentando dificultades para acceder al significado.

En la práctica, es muy recomendable no basarse únicamente en las clasificaciones teóricas, pues cada disléxico va a presentar unos síntomas muy concretos, por lo que es más importante identificar cuáles son las tareas más afectadas en cada caso para adecuar la intervención a sus dificultades concretas.

 

Identificar las dificultades específicas de la persona con dislexia

Para llevar a cabo un plan de tratamiento que se adapte a sus necesidades. Para ello se realizará una entrevista personal en nuestro equipo con la familia sobre los principales hitos del desarrollo, el componente genético, la escolarización y las circunstancias que le han llevado a pensar que puede existir una dislexia. Se debe descartar cualquier deficiencia sensorial o cognitiva, como hemos visto en los criterios diagnósticos.

Se le pasarán las pruebas oportunas para obtener su CI global, así como la baremación en procesos como la memoria de trabajo, la velocidad de procesamiento, el razonamiento perceptivo o la comprensión oral.

Las escalas que más se suelen utilizar son: la escala de Inteligencia Wechsler o WISC-IV, el Test K-ABC de Kaufman, el Test de Matrices Progresivas de Raven o el Toni-e, para medir capacidades intelectuales verbales y no verbales.

personas con dislexia en valencia

¿CÓMO TRATAR LA DISLEXIA?

El principal problema que tiene la dislexia es que no es compatible con nuestro sistema educativo, pues, dentro de este, todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito, por lo cuál el niño disléxico no puede asimilar ciertos contenidos de materias, porque no es capaz de llegar a su significado a través de la lectura.
La persona con un trastorno del aprendizaje debe poner tanto esfuerzo en las tareas de lectoescritura que tiende a fatigarse, a perder la concentración, a distraerse y a rechazar este tipo de tareas. Los padres y profesores procesan esta conducta como desinterés y presionan para conseguir mayor esfuerzo, sin comprender a estos niños.

La intervención de la dislexia debe abordarse desde diferentes ámbitos: El familiar, el educativo y el individual.

Desde el contexto familiar y educativo, lo más importante es que tanto padres como profesores reciban la psicoeducación necesaria sobre la temática para poder abordar los diferentes problemas del niño. En el colegio será conveniente poder adaptar los materiales y los tiempos que necesite el niño para el aprendizaje y mantener una colaboración constante con el psicólogo. A nivel individual se realizará un programa de intervención que se irá adaptando durante el proceso. Algunos puntos importantes a trabajar serían:

  • Aumentar el interés por la lectura, reforzar la autoestima y el autoconcepto y generar un vínculo terapeuta-paciente.
  • Reforzar los aspectos importantes del aprendizaje lectoescritor. Generar una estructura estable con la que pueda trabajar.
  • Mejorar la fluidez verbal atendiendo a la precisión, la velocidad y la prosodia.
  • Reforzar la funcionalidad del lenguaje escrito a nivel de comprensión y expresión.

En el trabajo con la familia, debemos dar pautas de actuación y mantener una constante colaboración para ampliar las actividades que se hagan en las sesiones e informar sobre el desarrollo de la intervención.

¿DUDAS? ¿NO VES TU PROBLEMA REFLEJADO AQUÍ?

No te preocupes, estamos para ayudarte. Ponte en contacto con nuestro equipo de ayuda y encontraremos el camino que te lleve a la felicidad…

Llámanos:  636162020

Email: info@snpsicologovalencia.es

Clínica: Gran Via del Marqués del Túria, 49 – séptima planta, pta 6 – 46005 València

 

Formulario de contacto:

Contact Us
Política de Privacidad *

Estamos a tu disposición

Escríbenos o llámanos y estaremos encantados de responderte.

Contact Us
Política de Privacidad *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información - Gestionar mis preferencias
Privacidad
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿En que podemos ayudarte?