Tratamiento trastorno de pánico en Valencia

Un ataque de pánico o crisis de angustia se caracteriza por la aparición imprevista, inminente e intensa de síntomas de ansiedad (taquicardia, hiperventilación, dolor en el pecho, dificultades respiratorias, etc).

Tratamiento trastorno de pánico Imaginemos que nos levantamos un día normal, vamos a trabajar y a mitad de mañana decidimos ir a tomar un café. Mientras esperamos en la cola para pedir nuestro desayuno, empezamos a notar como la temperatura del local nos empieza a molestar, notamos que nuestro ritmo cardíaco se acelera y se acentúa. Algo no va bien. De repente un pensamiento que no pasa desapercibido asalta nuestra mente y nos avisa de que algo malo nos va a ocurrir. Los síntomas empiezan a empeorar. Taquicardia, sudoración excesiva, temblores, falta de aire, náuseas… El malestar es tal que salimos pitando de la cafetería y cogemos el primer taxi para dirigirnos al Hospital. Pensar que estamos sufriendo un ataque al corazón, que nos vamos a desmayar o en definitiva, que algo muy malo nos está ocurriendo es lo más normal. Pero probablemente lo que hemos vivido es un ataque de pánico o, lo que es lo mismo, una crisis de angustia. Cuando ocurre por primera vez puede asustar tanto que lo normal es que la persona que lo vive piense que algo muy malo le está ocurriendo y es normal, al final es una explosión de síntomas que nunca antes habíamos experimentado y aparecen con tanta fuerza que dan miedo.

 

Vivir esta situación no es agradable para nadie, sin embargo, es una situación más recurrente de lo que pensamos.  Y es que, una de cada cuatro personas vivirá un ataque de pánico en algún momento de su vida. Sin embargo, experimentar un ataque de pánico no significa que exista una patología en sí. Mucha de la probabilidad de que ese ataque de pánico se convierta en un trastorno dependerá de cómo reaccionemos ante el primer o los primeros ataques de ansiedad. Por esta razón, estar informado de que es un ataque de pánico y cómo gestionarlo puede ser clave en la aparición, desarrollo y cronicidad del trastorno de pánico.

ataques de pánico ¿QUÉ ES UN ATAQUE DE PÁNICO Y EL TRASTORNO DE PÁNICO?

Un ataque de pánico o crisis de angustia se caracteriza por la aparición imprevista, inminente e intensa de síntomas de ansiedad (taquicardia, hiperventilación, dolor en el pecho, dificultades respiratorias, etc). Estos síntomas se ven retro- alimentados por un miedo intenso a que este episodio que se está viviendo desemboque o sea indicio de una fatal e inminente patología física (desmayarse, un ataque al corazón o ahogarse) o mental (pérdida de control o creer que se está volviendo “loco”).

 

A día de hoy se cree que el origen del trastorno de pánico se encuentra en un desequilibrio químico que hace que nuestro sistema de alerta se active sin una amenaza real.

 

Un ataque de pánico se convierte en un trastorno de pánico cuando la preocupación por que aparezca otro ataque es excesiva e invalidante y lleva a la persona a evitar lugares o situaciones que relaciona con la aparición de los ataques. En el trastorno de pánico la persona interpreta como peligrosas sensaciones fisiológicas normales. De tal forma que, si tenemos un trastorno de pánico y decidimos un día ir al cine y mientras estamos en la cola empezamos a sentir síntomas de ansiedad, por leves que sean, probablemente huyamos de ahí y evitemos volver a toda costa. Así muchos lugares y situaciones que antes nos encantaban se pueden convertir en lugares a evitar desesperadamente con el fin de rehuir los ataques de pánico.

Síntomas del trastorno obsesivo compulsivo

Los síntomas aparecen de forma rápida e imprevista, y alcanza el máximo en muy poco tiempo ( 5 o 10 minutos aprox.) y de ahí van descendiendo. Aunque los síntomas no suelen durar mucho tiempo (25 o 30 minutos aprox.) pueden llegar a durar horas. Los síntomas más comunes durante el ataque de pánico son:

 

Síntomas cognitivos:

 

  • Pensamientos catastróficos: Pensamientos y/o imágenes, que aparecen de forma automática, y refieren a la certeza de que algo malo va a ocurrir de forma inminente

 

Síntomas físicos:

  • Sensación de miedo o ansiedad muy intensos
  • Taquicardia
  • Temblores
  • Escalofríos o sensación de sofoco (sudoración)
  • Opresión en el pecho
  • Sensación de ahogo
  • Boca seca
  • Molestias en la zona del abdomen o náuseas
  • Sensación de debilidad, mareo o de que se va a desmayar
  • Miedo a perder el control
  • Sensación de hormigueo

 

Hasta aquí se incluyen los síntomas propios de un ataque de pánico. Pero como ya comentamos, el trastorno de pánico va más allá. Los síntomas que describimos a continuación son los específicos de este trastorno.

 

  • Preocupación excesiva y rumiación sobre cuándo tendrá lugar el próximo ataque de pánico
  • Evitación de lugares, situaciones o personas relacionadas con los ataques de pánico previos

TRATAMIENTO

Para el tratamiento del trastorno de pánico puede ser común combinar tratamiento farmacológico y psicológico. Desde la perspectiva psicológica se cuenta con diferentes herramientas para abordar el trastorno de pánico.

La psicoeducación y la terapia cognitiva son dos de los componentes más importantes en el tratamiento del Trastorno de pánico, ya que cómo hemos visto, uno de los aspectos troncales de este trastorno es la interpretación irracional que hace la persona sobre la situación o las sensaciones que está experimentando. Estas interpretaciones erróneas son las que le llevan a creer que algo malo les va a ocurrir y evitar toda aquella situación que se pueda relacionar con la aparición del ataque de pánico.

Por otro lado, sabemos que las personas que sufren esté trastorno han condicionado ciertas sensaciones con los ataques. De tal forma que cuando la persona detecta una sensación fisiológica determinada aparece el ataque de pánico. Cada persona con Trastorno de pánico habrá condicionado unas sensaciones en concreto y estas serán las que den pie al ataque en sí. Para eliminar esta relación que nuestro cerebro ha creado entre X sensación y la aparición del ataque se emplean técnicas de exposición. La terapia de exposición tiene cómo idea que la persona experimente las sensaciones propias del ataque de pánico en un ambiente seguro y sin emitir ninguna conducta de escape o evitación.

¿DUDAS? ¿NO VES TU PROBLEMA REFLEJADO AQUÍ?

No te preocupes, estamos para ayudarte. Ponte en contacto con nuestro equipo de ayuda y encontraremos el camino que te lleve a la felicidad…

Llámanos:  636162020

Email: info@snpsicologovalencia.es

Clínica: Gran Via del Marqués del Túria, 49 – séptima planta, pta 6 – 46005 València

 

Formulario de contacto:

Contact Us
Política de Privacidad *

Estamos a tu disposición

Escríbenos o llámanos y estaremos encantados de responderte.

Contact Us
Política de Privacidad *
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información - Gestionar mis preferencias
Privacidad
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿En que podemos ayudarte?