En Septiembre pasa el tren de la motivación, ¡cógelo!

En Septiembre, ¡todavía estamos en verano!...Con esta frase me despedía el año pasado en el artículo que escribí sobre la temática de la vuelta al cole, al trabajo y la entrada en el otoño…

Por eso me gustaría retomarla hoy, en este artículo que pretende ser una continuación de aquel, para daros algunos consejos extra para afrontar esta etapa. La vuelta al cole en Septiembre y la cuesta de Enero, son los dos momentos más inestables anímicamente y económicamente para la mayoría de nosotros, en términos generales.

Sin embargo, a pesar de que tenemos que enfrentarnos a un mayor esfuerzo en muchos aspectos, también tienen aspectos positivos que me gustaría recalcar.

En el caso del mes de Septiembre, unos de los aspectos positivos que es muy importantes es que todavía hace buen tiempo. Es cierto que es un mes un poco más inestable, pero el verano todavía está allí, y aunque dé sus últimos coletazos, tenemos que aprovecharlo y disfrutarlo al máximo. También, el hecho de saber que estamos ante los últimos días de buen tiempo, nos tiene que servir para ser más conscientes de los momentos agradables que podemos pasar, y aprovechar más el momento y crear situaciones para disfrutar de este momento del año.

Me gustaría comentaros que a pesar de que nos exponemos a cambios y más esfuerzo, otro de los aspectos positivos que se da tanto en Septiembre como en Enero, es la aparición de la motivación social. Son períodos de cambio social que nos afectan a todos y estos cambios van acompañados de mucha motivación social para que esos cambios sean siempre a mejor. Nos llenamos de buenos propósitos y soñamos con nuestra metas. Son momentos en los que los factores externos nos ayudan a tener una motivación extra, y podemos aprovechar esta situación para marcarnos objetivos y conseguirlos. Me gusta usar el símil del tren de la motivación que pasa en Septiembre y en Enero y que si lo coges, puedes alcanzar tus propósitos.

Por eso son tan importantes estos dos meses del año, ya que vistos siempre desde una óptica positiva, nos pueden ser de gran ayuda para alcanzar nuestros objetivos.

Si te ves un poco floj@ de ánimo y se te hace todo cuesta arriba, ¡coge el tren de la motivación y aprovecha el momento!

-A nivel físico

El estado físico es fundamental para estar bien anímicamente, el cuerpo y la mente son como vasos comunicantes, uno ayuda al otro cuando lo necesitas, así que aprovecha este momento y mejora tu estado físico.

Apuntarse a una actividad que te guste, puedes practicar deporte en equipo, te puede ir muy bien porque conocerás a más personas, compartiréis aficiones y todo ello te ayudará a sentirte mejor.

-Mens sana in corpore sano

Yo muchas veces les comento a mis pacientes que es completamente normal que en este momento del año se tenga estrés por la vuelta al trabajo, y si además tienes niños, también se tiene estrés por la vuelta al cole. Para poder mitigar el estrés, intenta organizarte muy bien tus horarios y las tareas que tienes que hacer. Aunque a priori todo te parezca un mundo, si te organizas bien, poco a poco las cosas se van haciendo y van saliendo a delante. Haz las cosas urgentes lo primero, y lo que pueda esperar para el mes que viene, déjalo apartado hasta entonces. Date también momentos para hacer las cosas que te gustan o relajarte y poder descansar la mente.

-En Septiembre todavía es verano

Hasta el día 21 nadie puede decir lo contrario, llueva, nieve, o lo que haga. Es un mes muy inestable a nivel meteorológico, por eso los días que salgan buenos hay que aprovecharlos como si no hubiera mañana, y así hacer una pequeña transición entre el verano y la vuelta a la rutina.

-Rememorar los buenos momentos de las vacaciones

Acordarnos de lo bien que lo hemos pasado nos sube el estado de ánimo, y no hay que verlo como algo pasado y melancólico, sino que hay que verlo como una suerte por haber podido disfrutar de esos momentos que quedarán siempre en nuestra memoria y quizás también nos hayan enseñado cosas para aplicar en nuestro día a día.

-Ir pensando en la próxima escapada o pensar en organizar el próximo evento, ya sea un cumpleaños, un cena, una visita de amigos, etc., organizar cosas que nos motiven y nos conecten con nuestro ocio y con celebraciones.

¡Feliz mes!

Sara Navarrete

Psicóloga

 

Fuentes consultadas:

EL TRIO DE SEPTIEMBRE: El final del verano, la vuelta al trabajo y la vuelta al cole, Sara Navarrete